Debate, Entrevistas 0

El estado de la nación ‘noir’. Rosa Ribas y Víctor Del Árbol.

¿Cómo está el género negro? ¿Qué le sobra? ¿Qué le falta? ¿Hay burbuja? ¿Se lee mucho o se publica de más? ¿Para qué sirven las ferias de novela negra? ¿Y los premios? ¿Nos gusta cómo se hace la promoción? ¿Se piensa en los futuros lectores? ¿Sigue anclado en lo analógico en este tiempo digital?

Y así hasta 16 preguntas con el objetivo de radiografiar con la mayor precisión posible el estado de la nación noir. Poner al descubierto sus carencias, sus virtudes, sus defectos, sus potenciales. Abrir un debate comprometido mirando no ya al futuro sino al presente, al real, al de verdad, al presente de la era digital y no al presente de mediados del siglo pasado.

En Fiat Lux pensamos que es extremadamente necesario. No el debate, que eso es obvio, sino actualizarse, modernizarse, adaptarse, mimetizarse con el momento que vivimos. Crear en el género las condiciones precisas y necesarias para que tengamos sucesores aquí todos los que estamos aquí. En definitiva: renovarse. Unamuno dicen que dijo que “el progreso consiste en renovarse”, y aquello que dicen que dijo el pueblo lo adaptó diciendo “renovarse o morir”. Sumemos ambas frases, subrayemos y enmarquemos, y apliquémonoslo: queremos progresar, renovarnos; no queremos morir.

Bienvenidos al primer debate en #LaCasaDelGéneroNegro. Van a participar autores y autoras de novela negra, editores y editoras, libreros y libreras, periodistas… Y tú también, por supuesto; estás en tu casa.

En esta primera entrega los protagonistas son:                                                                                                              

Rosa Ribas Víctor del Árbol
Rosa Ribas. Revista Fiat Lux. Entrevista.. Víctor Del Árbol. Revista Fiat Lux. Entrevista..

 

“Sobra machismo. Falta autoestima”                                                                                   

 

“No somos capaces de transmitir a los jóvenes que la lectura es una forma de rebeldía”

.

¿Qué le sobra y qué le falta a la novela negra en estos momentos?

Rosa Ribas: En mi opinión le sobran las discusiones dogmáticas sobre qué es género negro y qué no lo es. Es cansino y lleva a veces a actitudes demasiado defensivas.  También el empecinamiento por parte de algunos autores y críticos en considerar novela negra sólo determinadas formas “canónicas”, sin tener en cuenta que se trata de temas, escrituras,  personajes propios de otros momentos y otros lugares.  Creo que el género negro es proteico y permeable.Pero no es fácil, por eso le sobran autores que, desde el desconocimiento y la soberbia, se ponen a escribir género negro pensando que con ello venderán un par de libros más.

Le hace daño el oportunismo editorial, porque se califica de negra cualquier novela donde haya un muerto, aunque sea de lejos.Le sobran estereotipos. Le sobra machismo.Le falta autoestima.

Víctor del Árbol: Tal vez le sobren pretendientes y le falte ambición. Corremos el riego que se corre en cualquier situación de éxito: la saturación y la pérdida de identidad, diluida en una especie de cajón de sastre donde cabe casi todo.

.

Muchos títulos, muchos autores, la autoedición… ¿Se lee tanto como se publica?

Rosa Ribas: No.

Víctor del Árbol: No tengo los datos, pero tengo la impresión de que hay cierta tendencia a la apuesta. Bien es cierto que el lector de género es voraz, pero también es muy consciente de lo que lee. No todo vale.

.

¿Por qué?

Rosa Ribas: Porque en general se lee poco.

Víctor del Árbol: Hay una afortunada asociación de circunstancias: la revalorización del género a través de voces nuevas y potentes, la coyuntura de desencanto ético generalizada y el interés editorial por la etiqueta.

.

Tanto autor, tanto título, tanta feria de novela negra, tanto club de lectura de novela negra, tanto reseñista/bloguero de novela negra… ¿Hay burbuja?

Rosa Ribas: No creo que sea una burbuja, creo que es una moda.

Víctor del Árbol: Sin duda. La cuestión será lo que vendrá o quedará cuando la burbuja se desinfle o simplemente estalle.

.

Si sí consideras que hay burbuja: ¿qué quedará cuando explote esa burbuja?

Rosa Ribas: Lo que quedará cuando deje de estar de moda espero que sea un género establecido, enriquecido por nuevas voces, por la variedad de temas y estilos, por obras que perduren.También me temo que quedará tierra quemada, no sólo porque después de las fases álgidas de las modas suelan venir otras de cierto hastío, sino porque la sobre producción de títulos favorece que se editen muchas novelas de poca calidad que habrán ahuyentado a más de un lector.

Víctor del Árbol: La gente que es consciente de lo que escribe y por qué, los demás migrarán a otras burbujas o sencillamente desaparecerán. Pero quedarán los lectores.

.

Manuscrito, edición, publicación, presentación, promoción, reseñas, ferias, firmas… Ese es el escenario en que transitamos; ¿qué le sobra y qué le falta?

Rosa Ribas: Un mayor afán de permanencia, de duración. Leo “manuscrito, edición, publicación, presentación, promoción, reseñas, ferias, firmas” y pienso, casi de inmediato, después vuelta a empezar: “nuevo manuscrito, otra edición, otra publicación, nueva presentación, otra vez promoción, más reseñas, más ferias, más firmas”.  Todo sugiere que son obras de vida corta y es cierto que muchas no pretenden más, pero en el fondo la literatura aspira a la permanencia. A eso debemos aspirar, a obras que tengan validez a largo plazo.

Víctor del Árbol: Yo echo de menos festivales con contenido más allá de la necesidad de “publicitar” la propia obra. Me interesa un debate que vaya más allá de lo evidente, que ayude a descubrir claves literarias y literaturas de otras sociedades. Creo que habría que darle mucha más cancha a los estudiosos como Martin, Canal, Camarasa, De la Calle, Panadero, etc.

.

¿Cómo modernizarías, actualizarías, ese escenario? ¿O así como está vale?

Rosa Ribas: La verdad es que no sabría cómo cambiarlo en el procedimiento. El cambio debería ser más de fondo, debería moverse contra la tendencia actual de producir muchos libros pero cuidarlos poco. El género negro necesita desarrollar su fondo de libros de larga vida.

Víctor del Árbol: Dinamismo, evolución y atractivo. Y menos endogamia. Mesas interesantes para el lector, charlas en los institutos, en los barrios, abrirse a otras realidades literarias sin miedo y quitarse complejos y clichés.

.

No se suele ver a mucha gente joven en toda la parte cara al público (también en la otra parte) de ese escenario al que aludíamos. ¿Qué no se está haciendo bien? ¿Cómo hay que reclutar a nuevos lectores?

Rosa Ribas: Lo mismo que se está haciendo mal en la promoción de la lectura en general. Ese es el gran tema. De entrada creo que la literatura es tremendamente maltratada en la enseñanza. Lo que se llama clase de literatura olvida la lectura “natural”, olvida por qué leemos. Hay dos razones básicas, para informarnos y por placer. Si la lectura es por obligación, no cumple ninguna de sus dos funciones básicas. La mala experiencia de la literatura en las aulas crea no-lectores.  Los lectores se “reclutan” haciendo que la literatura, que la lectura sea parte de sus vidas porque es relevante.

Víctor del Árbol: No somos capaces de trasmitir a los jóvenes que la lectura no es simplemente un ejercicio ocioso, sino una forma de rebeldía.

.

¿Tú qué harías, cómo lo harías?-¿Cómo hay que reclutar a nuevos lectores?

Rosa Ribas: Por mi experiencia como docente, sé que se aprende mejor lo que tiene relevancia para nosotros. Con la lectura es lo mismo. Es relevante cuando apreciamos cuánto nos puede aportar, cuánto podemos obtener de ella, disfrute, conocer nuevos mundos, plantearnos nuevas preguntas, vivir emociones, goce estético… Esto vale para cualquier género literario y la novela negra, que tiene además un marcado componente de entretenimiento, debería sacar provecho de él.

Víctor del Árbol: Yendo a buscarlos y tratarlos sin condescendencia. Ofreciendo y proponiendo un diálogo entre el autor, la obra y el lector.Iría a los institutos, les invitaría a conocer desde dentro el mundo de la literatura, les hablaría de las biografías de los grandes, les mostraría qué puede ofrecerles un libro con talleres de lectura.

.

¿Qué opinas de la promoción, de cómo se promociona a las novelas (y a los autores)?

Rosa Ribas: Como comentaba en un punto anterior, me parece que muchas editoriales son muy cortas de miras, o éxito inmediato u olvido. Así se no da tiempo para que un autor se desarrolle porque se escribe bajo presión. No hablo aquí por mí, yo me considero una afortunada desde que publico con Siruela, donde se cultiva la filosofía de cuidar al autor y a sus libros a largo plazo, donde puedes crecer.

Víctor del Árbol: Creo que es necesaria, me apunto y la acepto.

.

¿Tú cómo lo harías?

Rosa Ribas: Si yo lo supiera, si alguien lo supiera hacer mejor, supongo que lo estaríamos haciendo de otro modo.

Víctor del Árbol: Ya no somos escritores desde la atalaya.  Hay que defender lo que hacemos, pero con cuidado de no sobrexponernos o de convertirnos nosotros mismos en personajes.

.

Presentación tipo: librería, autor y presentador (generalmente amigo), público habitual + amigos/familia/invitados + algún amigo de amigo o amigo de familia o amigo de invitado, loas y alabanzas, ventas y firmas. ¿Te gusta así o tú cómo lo harías?

Rosa Ribas: La presentación me gusta por su valor simbólico, porque marca un punto de arranque del libro, que, si no, saldría sin más para incorporarse, si hay suerte, a las mesas de novedades. Estas ceremonias son importantes para el autor también, tras todos los meses de trabajo.  Y es cierto que suele quedar en un acto semiprivado porque la mayor parte del público son allegados, pero, aunque sólo sea por el efecto “fin de carrera” que tiene para los autores, es necesaria.Quizás la forma se podría cambiar porque resulta algo mecánica. A veces, por otra parte, las presentaciones pueden ser muy divertidas. Recuerdo una ocasión en la que Milo Krmpotic me presentó en la desaparecida librería Negra y Criminal y lo hizo en forma de interrogatorio. Y os aseguro que canté de plano.La parte de las loas y alabanza, no deja de incomodarme un poco, pero, bueno, es que se trata de vender el libro, en todos los sentidos. Respecto a la promoción, las presentaciones tienen sentido porque también marcan el punto de arranque para la prensa, como una boya que hace visible el libro en el mar de las novedades.

Víctor del Árbol: Yo soy más de ir poco a poco, sin prisa y sin pausa. Que el gota a gota haga su efecto. Prefiero no quemar a los amigos. Y sobre todo, prefiero no aprovecharme de ellos o utilizarlos.

.

Ferias de novela negra. ¿Qué les sobra y qué les falta? ¿Cómo deberían ser, tú cómo lo harías?

Rosa Ribas: Cada festival es muy diferente, tiene su propia personalidad. Y está bien así.Pero echo en falta un trabajo más continuo de promoción del género. Todo el esfuerzo se concentra en la semana o los días que dura el festival y durante el resto del año es la travesía del desierto. En Cuenca, donde le festival está vinculado al club de lectura, lo hacen, en mi opinión, muy bien.A otros, como Barcelona Negra, les falta un poco de competencia social. Hay muchos autores que se desplazan para participar en el festival y es importante que haya un punto de encuentro o momentos (comidas, por ejemplo) fuera del programa de actos en los que los autores de fuera sepan que podrán encontrarse con los otros. A veces te puedes sentir muy sola en los festivales. En esto Gijón y Valencia son modélicos.Les falta presencia paritaria de escritoras y no me refiero a la cantidad, soy consciente de que todavía somos menos en número, me refiero a la participación en las mesas que corresponderían por los temas que abordamos en nuestra novelas, sean, por poner un par de ejemplos, la corrupción y su tratamiento en las obras o la memoria histórica. Les sobran, por lo tanto,  las mesas “de mujeres”.

Víctor del Árbol: ………

.

Premios. ¿Qué les sobra y qué les falta?

Rosa Ribas: La polémica surgida a raíz de la ausencia absoluta de obras escritas por mujeres en los premios de la Semana Negra ha dejado a la vista un problema endémico, la falta de visibilidad de las autoras en los jurados, generalmente compuestos por hombres. Pero parece que las protestas derivadas de este hecho han calado y que las cosas cambien, no sólo en este certamen.

Víctor del Árbol: ……

.

¿Qué te traerías de lo que en otros países hacen con el género negro, en cuanto a promoción, ferias, premios…?

Rosa Ribas: En Alemania existe una asociación de escritores de género negro del que forman parte unos 750 autores.  Se llama Das Syndikat y, además de la promoción del género negro, tiene como objetivo poner a los autores en contacto y asesorar en todo tipo de cuestiones profesionales. Una vez al año se organiza un gran encuentro en alguna ciudad de Alemania, Austria o Suiza, pero a lo largo del año se llevan a cabo también actos locales. También concede uno de los premios más valorados en el género.

Víctor del Árbol: Yo apuesto por el modelo de festival francés, mesas con contenido, interrelación del lector con el escritor, firmas, formatos cortos, pocos autores interviniendo y centrados en un tema de debate, no en venderse.

.

En este era digital, rodeados de nuevas tecnologías en constante evolución, ¿qué fórmulas se te ocurren para ‘meter’ ahí al género? Dicho de otro modo: ¿cómo hacemos el digital noir o noir digital?

Rosa Ribas: Pues vaya, me sabe mal tener que cerrar el cuestionario diciendo que no lo sé.

Víctor del Árbol: Las redes sociales son un poderoso transmisor. Hoy, que los medios en papel están a la baja, entrar en el mundo virtual supone un aporte cualitativo, de cercanía con el escritor, su proceso creativo, sus fuentes. Hay que saber manejarlo.

 

Fotos: Laura Muñoz.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Puede que También te Interese

Sin Comentarios

Dejar una respuesta

Para el correcto funcionamiento de este sitio, es necesario el uso de cookies. Aceptas el uso que hacemos de las cookies? + Info

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

Cerrar