Debate, Entrevistas 0

El estado de la nación noir (V). ¡Editores a escena!

¿Cómo está el género negro? ¿Qué le sobra? ¿Qué le falta? ¿Hay burbuja? ¿Se lee mucho o se publica de más? ¿Para qué sirven las ferias de novela negra? ¿Y los premios? ¿Nos gusta cómo se hace la promoción? ¿Se piensa en los futuros lectores? ¿Sigue anclado en lo analógico en este tiempo digital?

Debatamos.

Hoy: ¡editores a escena!

Editores, en plural, porque son dos. Pero sólo son dos, paradójicamente. Fiat Lux ha enviado este cuestionario a media docena larga y aquí no están. Aunque aquí, y ellos lo saben, sí se les espera.

Los que sí están, y vamos a leerles, son Pere Sureda, Navona y Gregori Dolz, Alrevés. Veteranía y juventud (indistintamente).

Antes de ir con ellos, y por si quieres ponerte al día, estos son los debates que llevamos:

Rosa Ribas y Víctor del Árbol.

Raúl Argemí y Julián Ibáñez.

Bernard Minier y Santiago Roncagliolo.

Empar Fernández y Maribel Medina.

 

Sureda Dolz
Pere Sureda. Navona Editorial Gregori Dolz. Alrevés Editorial
“¿Presentación tipo? Solo sirve para halagar el ego del autor” “¿Presentación tipo?

Si hay veinte personas y se venden diez libros me doy con un canto en los dientes”

¿Qué le sobra y qué le falta a la novela negra en estos momentos?

Sureda: No le sobra nada. Le falta tiempo de estar asentada como algo normal en nuestra literatura. El reto es permanecer largo tiempo.

Dolz: Sobran novelas que no propongan algo genuino ni en el contenido ni en las formas. Es absolutamente necesario que la novela negra encuentre nuevas fórmulas, y sobre todo, sea capaz de romper con los cánones. Para captar nuevos lectores, y demostrar que el género está vivo hay que evolucionar.

Muchos títulos, muchos autores, la autoedición… ¿Se lee tanto como se publica?

Sureda: De nada se lee todo lo que se publica. Y en este caso creo que la relación publicación/venta está favoreciendo a la venta.

Dolz: No.

¿Por qué?

Sureda: Creo que se han publicado autores de primer nivel. Eso ha despertado a muchos lectores potenciales y por otra parte lo lectores de siempre compramos más.

Dolz: Porque se publica en exceso, o porque se lee poco. Creo que se publican más libros de los que merecen ser editados, pero también creo que los niveles de lectura no están al nivel de una sociedad moderna.

Tanto autor, tanto título, tanta feria de novela negra, tanto club de lectura de novela negra, tanto reseñista/bloguero de novela negra… ¿Hay burbuja?

Sureda: Hay burbuja mediática y de Ferias. Lo demás está bien. No veo más saturación de negra que la saturación que ya conlleva nuestro mercado.

Dolz: Tanto autor… sí, demasiados. Títulos… lo mismo. Ferias de novela negra… necesarias, pero deberían muchas de ellas estar mejor organizadas y con objetivos claros y alcanzables. Clubs de lectura, la mejor herramienta para crear lectores. Reseñista/bloguero… todo el mundo tiene derecho a hacer lo que le parezca tras leer un libro. Burbuja… sí, la hay, pero es más mediática que económica. Los que editamos sabemos cuáles son las cifras, y no son para tirar cohetes, ni mucho menos. En muchos casos todo lo contrario.

Si sí consideras que hay burbuja: ¿qué quedará cuando explote esa burbuja?

Sureda: La mediática en cuando encuentren otro “filón”, y la de las Ferias irá acotándose en 2 o 3 años.

Dolz: …

Manuscrito, edición, publicación, presentación, promoción, reseñas, ferias, firmas… Ese es el escenario en que transitamos; ¿qué le sobra y qué le falta?

Sureda: Le sobran Ferias, le faltan autores españoles que quieran ser publicados en Series Negras y que no se escondan en los catálogos generalistas.

Dolz: Faltan lectores.

¿Cómo modernizarías, actualizarías, ese escenario? ¿O así como está vale?

Sureda: Creo que la lógica –ilógica- del mercado lo irá poniendo en su sitio.

Dolz: Hay que reconquistar la gente joven. Hay que ir a las escuelas, las bibliotecas y reforzar los clubs de lectura. Todo suma, festivales, presentaciones etc. Pera necesitamos llegar al público más joven, y la novela negra tiene que evolucionar para conectar con este público.

No se suele ver a mucha gente joven en toda la parte cara al público (también en la otra parte) de ese escenario al que aludíamos. ¿Qué no se está haciendo bien?

Sureda: Nada. Si no “sale” un Ross Macdonald, por ejemplo; no te lo puedes inventar. No creo en fórmulas de estimulación que no salgan de las entrañas del escritor/a.

Dolz: Me remito a mi anterior respuesta y añado que las políticas de estado no fomentan suficientemente la lectura, ni la cultura en general, y eso tiene consecuencias nefastas para el sector del libro y para la sociedad en general.

¿Cómo hay que reclutar a nuevos lectores?

Sureda: Publicando autores de primer nivel.

Dolz: Creo que los editores y en algunas instancias las instituciones hacen lo que pueden para reclutar lectores, pero por alguna razón no estamos dando con la clave correcta.

¿Tú qué harías, cómo lo harías?

Sureda: Ya hago lo que puedo. Selecciono mucho, mucho. Creo que es la tarea del editor.

Dolz: Yo insisto en ir a escuelas con novelas que la juventud disfrute leyendo y que les transmita que leer es divertido, entretenido y que a la larga puede ser una herramienta clave para su desarrollo tanto profesional como emocional y personal.

¿Qué opinas de la promoción, de cómo se promociona a las novelas (y a los autores)?

Sureda: La promoción es cada día más cara. Y los editores no están pasando por excelentes momentos.  De todas formas, no conozco mejor promoción que la recomendación vía boca-oreja.

Dolz: Se hace lo que se puede.

¿Tú cómo lo harías?

Sureda: …

Dolz: Pues mira, ya no lo sé. Hemos probado muchas fórmulas. Prensa, espacios en puntos de venta, comidas o desayunos con libreros, presentaciones, participando en todo tipo de eventos… en fin, qué no hemos hecho. Pues nada, queda seguir haciéndolo y seguir luchando.

Presentación tipo: librería, autor y presentador (generalmente amigo), público habitual + amigos/familia/invitados + algún amigo de amigo o amigo de familia o amigo de invitado, loas y alabanzas, ventas y firmas. ¿Te gusta así o tú cómo lo harías?

Sureda: Yo no lo haría. Solo sirve para alagar el ego del autor. No se vende más, ni sales más en la prensa por hacerlo.

Dolz: Yo si hay veinte personas en el público y se venden diez libros me doy con un canto en los dientes.

Ferias de novela negra. ¿Qué les sobra y qué les falta?

Sureda: Les sobra que dejen de ser instrumentalizadas por grupetes de amigos. Que se profesionalicen. Que miren al mercado francés y al anglosajón y copien.

Dolz: No sé qué sobra, pero creo que falta público. En algunas más que en otras, eso también es cierto.

¿Cómo deberían ser, tú cómo lo harías?

Sureda: Profesionales. En lugares escogidos. Con autores internacionales y renovadas cada año. La repetición de autores presentes cansa y hace que la gente deje de interesarse. Renovación de Premios, Jurados y Autores Invitados.

Dolz: Yo creo que una feria debe empezar el día que termina su última edición. Durante los siguientes doce meses la organización debe estar trabajando en fórmulas para que la feria esté a rebosar de público, y en especial en implicar institutos, bibliotecas y clubs de lectura para que tengan un peso en la feria y se sientan partícipes. Seguro que así vendrían muchos más lectores.

Premios. ¿Qué les sobra y qué les falta?

Sureda: Les sobra amiguismo. Les falta que autores de primer nivel se presenten. Por lo tanto, les falta jurado de primer nivel y dotación más alta. Así se prestigiarían y todos ganaríamos.

Dolz: Los premios me parecen bien, pero hay que ser prudente en cómo se valoran. Quizá les damos más importancia de la que tienen, pero a todo el mundo le gusta ganar.

¿Qué te traerías de lo que en otros países hacen con el género negro, en cuanto a promoción, ferias, premios…?

Sureda: La organización, las instalaciones y la profesionalidad.

Dolz: Yo haría sobre todo una cosa. Potenciaría los autores de nuestro país. Es lo que hace cualquier sociedad civilizada, potenciar el talento local, y no mirar tanto hacia fuera para buscar ídolos literarios. Un país que no tiene autoestima tiene más de un problema. Y con esto no digo que no leamos literatura extranjera, claro que no, pero deberíamos entender que el talento en español puede realmente generar muchos más lectores.

En este era digital, rodeados de nuevas tecnologías en constante evolución, ¿qué fórmulas se te ocurren para ‘meter’ ahí al género? Dicho de otro modo: ¿cómo hacemos el digitalnoir o noirdigital?

Sureda: No hago ni haría nada. Entrará si el mercado lo pide, si no tampoco es imprescindible. No soy amigo de los e-books.

Dolz: Esta la dejo para la próxima entrevista.

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Puede que También te Interese

Sin Comentarios

Dejar una respuesta

Para el correcto funcionamiento de este sitio, es necesario el uso de cookies. Aceptas el uso que hacemos de las cookies? + Info

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

Cerrar