Debate, Entrevistas 0

El estado de la nación noir (XI). Correa y Gómez Cabezas


¿Cómo está el género negro? ¿Qué le sobra? ¿Qué le falta? ¿Hay burbuja? ¿Se lee mucho o se publica de más? ¿Para qué sirven las ferias de novela negra? ¿Y los premios? ¿Nos gusta cómo se hace la promoción? ¿Se piensa en los futuros lectores? ¿Sigue anclado en lo analógico en este tiempo digital?

.

Debatamos.

Desde Las Palmas lo hace José Luis Correa y desde Ciudad Real José Ramón Gómez Cabezas, Joserra.

Son dos de los personajes más interesantes del cotarro negroliterario y dos de los más respetados: Correa roza la veintena de novelas publicadas y Joserra, además (también) de escribir y pontificar, es el presidente de la Asociación de Amigos de la Literatura Policiaca Novelpol que cada año premia a la mejor novela negra, en esta edición ha sido Subsuelo de Marcelo Luján).

.

De las reflexiones que aquí dejan ambos, retengan una en la que coinciden y que es un dardo en el estado actual del género-sección Ferias de Novela Negra:

Correa: “Les falta, para mi gusto, más contacto con los colegios y los institutos”.

Joserra: “Les falta llegar a futuros lectores con difusión en centros educativos”.

.

No son esas las únicas reflexiones interesantes de esta undécima entrega del Debate Fiat Lux sobre el Estado del Género Negro. Los anteriores son estos:

Rosa Ribas y Víctor del Árbol: “Sobra machismo. Falta autoestima”; “No somos capaces de transmitir a los jóvenes que la lectura es una forma de rebeldía”.

Raúl Argemí y Julián Ibáñez: “Falta ambición estética. Sin ambición estética el texto no será más que mierda de pajarito”; “No hay colecciones juveniles de género negro”.

Bernard Minier y Santiago Roncagliolo: “Las redes sociales son el nuevo camino de la literatura”; “Si todos los premios son de editoriales a manuscritos el lector no puede participar”.

Empar Fernández y Maribel Medina: “Yo diría que sí hay burbuja noir”; “De momento creo que no hay burbuja”.

Pere Sureda y Gregori Dolz: “¿Presentación tipo? Solo sirve para halagar el ego del autor”;“¿Presentación tipo? Si hay veinte personas y se venden diez libros me doy con un canto en los dientes”.

Lorenzo Silva, Sergio Vera y Carlos Bassas: “Echo en falta apuesta por premios a voces nuevas”; “Hay overbooking de festivales, faltan clubes de lectura”; “Para algunas editoriales lo único es vender el producto”.

Juan Ramón Biedma y Claudio Cerdán: “Es probable que no persistan los autores más valiosos sino los que más venden”; “Si no se crean nuevos lectores no vamos a ir todos a la mierda”.

David Llorente y Manuel Barea: “Falta imaginación y creatividad. Y ser audaz. Y ser valiente”; “Sobra miedo a lo nuevo y presiones/influencias. Falta riesgo”.

Fernando Marías y Domingo Villar: “La comunicación en redes es un asunto imprescindible, determinante”; “Estamos perdiendo un eslabón fundamental en la cadena: el librero”.

Anna María Villalonga, Graziella Moreno y Toni Hill: “Necesitamos visibilidad fuera del grupo de lectores asiduos”; “El DigitalNoir o NoirDigital es el futuro”; “Muchas novelas mejorarían si autor/editor trabajaran el manuscrito más a fondo”.

 

El estado de la nación noir (XI).

 

José Luis Correa José Ramón Gómez Cabezas
Correa perfil_twiter
“Muchos autores y autoras se han apuntado al género después de haberlo denostado” “O hemos saturado el mercado o perdemos lectores confundiéndoles o falta difusión”

 

¿Qué le sobra y qué le falta a la novela negra en estos momentos?

Correa: Entiendo que muchos autores y autoras se han apuntado al género después de haberlo denostado en muchas ocasiones. Y tal vez han creído, con toda legitimidad por otra parte, que con un cadáver y un investigador ya vale. Echo en falta el elemento de crítica, de denuncia social que suele ir emparejado a la novela negra.

Joserra: Faltan librerías especializadas, colecciones negras de distintos géneros, autores españoles, voces nuevas no necesariamente de una originalidad exquisita como pretenden algunas editoriales. Sobra debate sobre lo que es negro y lo que no, autores internacionales que no pasan filtros, publicaciones que trascienden el género y lo trascienden tanto que se pasan a otro.

 

Muchos títulos, muchos autores, la autoedición… ¿Se lee tanto como se publica?

Correa: Esa es la gran cuestión. A veces, cuando entro en una librería, me pregunto si hay cama pa’ tanta gente. Sin embargo, el público de la novela negra es profundamente fiel y poco a poco ha sabido discriminar entre sus lecturas.

Joserra: No, aquí cabe una reflexión profunda a quién corresponda, o hemos saturado el mercado o perdemos lectores confundiéndolos, o falta difusión y atraer lectores, algo o todo está fallando sin duda. Luego hay otros factores más sociales o culturales que están cambiando hábitos, como por ejemplo el tiempo que dedicados a las series, negras o no que han aumentado considerablemente su producción, o a las redes sociales.

 

¿Por qué?

Correa: …

Joserra: Creo que queda contestada con la anterior respuesta.

 

Tanto autor, tanto título, tanta feria de novela negra, tanto club de lectura de novela negra, tanto reseñista/bloguero de novela negra… ¿Hay burbuja?

Correa: Sinceramente no lo sé. Ocurre que el género permite tal variedad de matices (el thriller, la intriga, la novela de espías, la negra histórica, etc.) que cada vez se habla más de él. Por otra parte, además de la denuncia a la que antes aludía, hay un componente que no debemos despreciar y es el del mero divertimento. Si las novelas siguen entreteniendo a los lectores no creo que la burbuja estalle.

Joserra: Comparado con otros países vecinos y a los que nos gusta comprarnos en otros aspectos, no. Hace no más de cinco o seis años el número de publicaciones de carácter negro eran abundantísimas, todas las editoriales tenían su colección black. Quizás, ahora se le está dando el reconocimiento y la repercusión que en realidad pueda tener.

 

Manuscrito, edición, publicación, presentación, promoción, reseñas, ferias, firmas… Ese es el escenario en que transitamos; ¿qué le sobra y qué le falta?

Correa: En efecto, ese es el escenario. Tal vez lo que le falte sea el reposo. Entre el manuscrito y la publicación deberíamos dejar reposar la novela un tiempo a ver qué tal envejece. Un poco como el vino. Así sabremos si el tema que tocamos es solo flor de un día y se nos amustia pronto.

Joserra: Ese es el escenario en que transitamos; ¿qué le sobra y qué le falta? Quizás foros dónde el lector pudiera preguntarle al autor u obtener más información, detalles, complementos de la novela que lee. Tipo escuchar banda sonora que escuchan los protas, mapas de las localizaciones, etc…

 

¿Cómo modernizarías, actualizarías, ese escenario? ¿O así como está vale?

Correa: …

Joserra: Siempre que he leído un libro y he podido comentar algunos aspectos del mismo con el autor, la lectura ha cobrado otra dimensión. Estamos en la era de la tecnología y podríamos aprovecharla para interactuar con el autor, lo que escuchan, ven los personajes, todo eso puede enriquecer y motivar a lectores más jóvenes.

 

No se suele ver a mucha gente joven en toda la parte cara al público (también en la otra parte) de ese escenario al que aludíamos. ¿Qué no se está haciendo bien?

Correa: No lo tengo tan claro. Cada año visito media docena de institutos de enseñanza en cuyas aulas han leído novelas mías. Y son lectores críticos. Y no tienen pelos en la lengua. Es verdad que aún no poseen una competencia literaria (lectora) demasiado grande pero eso es algo que se solventa con el tiempo. Quizá lo que suceda es que leen en otros formatos.

Joserra: Me imagino que implicarlos, si lo que pretendemos es que se acerquen ellos igual deberíamos trabajárnoslos un poco más e intentar ganárnoslos en sus escenarios comunes.

 

¿Cómo hay que reclutar a nuevos lectores?

Correa: Yo lo hago así. Visitando los centros escolares. Sentándome con ellos a charlar sobre libros y tramas. A explicarles lo que se siente del otro lado de la novela. A escuchar sus argumentos.

Joserra: En los institutos, centros de formación, en las redes sociales.

 

¿Tú qué harías, cómo lo harías?

Correa: …

Joserra: Intentaría acercarme más a los planes de estudio, abriendo talleres en sus centros de comic, cine  y novela negra, jornadas, llevando autores, creando plataformas interactivas para ellos.

 

¿Qué opinas de la promoción, de cómo se promociona a las novelas (y a los autores)?

Correa: En esto ocurre como en el fútbol o en las motos: hay niveles y divisiones. Las grandes editoriales promocionan muy bien a sus autores. Están en todas partes aunque durante poco tiempo porque detrás vienen otros a ocupar el espacio y hay que seguir vendiendo. Mientras, las pequeñas, se limitan a esperar que el boca a boca haga su función. En el medio está la mía, con la que por cierto estoy encantado. Si bien mis promociones son más humildes, mis libros siguen en las librerías durante años: cuando sale una nueva entrega, salen todas. Incluso novelas publicadas en 2003, lo que es una eternidad hablando de ediciones.

Joserra: Pues que el marketing y el dinero que haya detrás marca mucho, en principio, el recorrido de los autores, al menos a la hora de despegar, si el pájaro tiene la suficiente madurez luego vuela por sí solo.

 

¿Tú cómo lo harías?

Correa: …

Joserra: Ufff, explotando el boca a boca, las redes sociales, personalizando y cuidando a asociaciones, clubes de lectura, libreros, etc…

 

Presentación tipo: librería, autor y presentador (generalmente amigo), público habitual + amigos/familia/invitados + algún amigo de amigo o amigo de familia o amigo de invitado, loas y alabanzas, ventas y firmas. ¿Te gusta así o tú cómo lo harías?

Correa: Yo suelo presentar mis novelas de otra manera. Por supuesto que invito a un amigo para que la presente, no sea que me ponga a parir delante de los asistentes. Y desde luego aprovecho para vender y firmar ejemplares. Pero la estética es distinta. Suelo emplear el formato de entrevista y coloquio y aderezarla con música de jazz. Me acompaño de músicos. Es habitual que entre lectura y lectura cante una canción.

Joserra: Faltan los circuitos de festivales, medios de comunicación. A mí por ejemplo me encantan los clubes de lectura como medio de promoción, las charlas con lectores, encuentros en institutos o centros educativos, en fin, el contacto directo con el lector.

 

Ferias de novela negra. ¿Qué les sobra y qué les falta?

Correa: Pienso que hay demasiadas. Pero por otro lado, si las hay, es que se llenan y que son necesarias. El público de provincias también tiene derecho a interactuar con los escritores y las escritoras de novela negra. Les falta, para mi gusto, más contacto con los colegios y los institutos. Yo emplearía las mañanas de esas semanas negras en visitar a los estudiantes y charlar con ellos.

Joserra: A cada cual lo suyo. El contacto entre lector y autor en muchos de ellos, les falta originalidad, llegar a futuros lectores con difusión en centros educativos o implicación a nivel gubernamental. Quizás tengan razón lo que dicen que no interesa la difusión de la cultura ni la inteligencia.

 

¿Cómo deberían ser, tú cómo lo harías?

Correa: …

Joserra: Seleccionando lo mejor de cada una de ellas. De BCN negra me encanta la organización y la mano sabia de Paco Camarasa, de Gijón la variedad y la facilidad para tomarte unas cañas con tú autor favorito, de Valencia y Pamplona, la fuerza que tienen y las ganas de innovar, de Tenerife la proyección e insistencia que tienen con autores futuros, hay otras que aún no conozco y espero hacerlo en los próximos meses.

 

Premios. ¿Qué les sobra y qué les falta?

Correa: Yo no puedo quejarme de los premios. Cuando nadie me conocía encontré en ellos la manera de llegar a las editoriales y a los lectores. Mis tres primeras novelas son fruto de tres premios literarios así que nada que objetar. Por supuesto, está el asunto espinoso de los premios que nacen ya otorgados. Pero eso es parte del negocio editorial. Lo único que me chirría es ver a autores reconocidos y hasta consagrados ganando premios que deberían servir para dar a conocer a nuevas voces.

Joserra: A algunos les falta autenticidad y a otros les sobra marketing.Faltan premios, en sí hay pocos, categorías, innovación y a unos pocos, honestidad, pero la mayor parte de los que nos presentamos conocemos las reglas del juego.

 

¿Qué te traerías de lo que en otros países hacen con el género negro, en cuanto a promoción, ferias, premios…?

Correa: En Alemania me llamó la atención que el público no quiere oírte hablar de ti, de tus novelas, de tu estilo… Quiere oírte leer. Quieren que leas capítulos enteros de tu obra. Escuchar la novela desde tu voz. Yo he actuado en teatros llenos de gente de todas las edades expectantes, silenciosos, agradecidos de escucharte. Incluso en otro idioma, lo que es más sorprendente. En los institutos también ocurre algo parecido. A los pibes les encanta que les leas tus cuentos.

Joserra: El contacto con el autor, presentaciones innovadoras y más personalizadas, es decir, que tengan como objetivo dar a conocer al autor y no solo la última novela que ha sacado al mercado.

 

En esta era digital, rodeados de nuevas tecnologías en constante evolución, ¿qué fórmulas se te ocurren para ‘meter’ ahí al género? Dicho de otro modo: ¿cómo hacemos el digitalnoir o noirdigital?

Correa: Eso se me escapa. No domino demasiado esta era digital y de redes sociales. Yo suelo “colgar” en mi Facebook fragmentos de las novelas que estoy escribiendo y suele dar frutos. Suele enganchar al lector. Más allá de eso no sé cómo lo haría.

Joserra: Promocionando la escritura en redes o promoción en las mismas. Espacios, páginas web que no solo se dediquen a reseñar o comentar las novedades que caen en sus manos, entrevistas digitales, videoblogs con autores, editores o hablando de novelas, talleres de escritura o promoción de lectura interactivos o visuales.

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Puede que También te Interese

Sin Comentarios

Dejar una respuesta

Para el correcto funcionamiento de este sitio, es necesario el uso de cookies. Aceptas el uso que hacemos de las cookies? + Info

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

Cerrar